El Club Atlético Ituzaingó se fundó en 1912 en el bar “Bagnacerdri”, en el centro del pueblo del Oeste. Los colores adoptados fueron el verde y blanco en homenaje al pionero Ferrocarril Oeste, emblema del momento.

Al principio, la cancha estaba en la actual Plaza 20 de febrero. Ahora ya está en Mariano Acosta y General Pacheco, en el “Carlos Sacaan”, en honor al empresario panadero, con una capacidad para 6.000 personas.

Su palmarés deportivo incluye un ascenso a Primera C, en 1989 sube a la B Metropolitana y en 1992 logró su mayor éxito al ascender al Nacional B y mantenerse durante dos años.

La Sede Social está ubicada a dos cuadras de la estación de trenes, y cuenta con un gimnasio, pileta climatizada, cancha de fútbol 5, solarium, canchas de hockey y buffet.

Su clásico es Deportivo Merlo y también Midland, manteniendo cercanía pasional con Lamadrid, con quienes siempre comparte encuentros y asados.

La paternidad del verde contra los Charros es fulminante, y al Funebrero le lleva más de diez partidos de ventaja.

Los máximos ídolos futbolísticos de Ituzaingó son: el goleador Bazán, el volante Zampini, el defensor Néstor López y el arquero Eyheramonho, entre otros.

Por su banco de suplentes pasaron DTs como Rivoira, Pocho Ferraresi y Guillermo Duro, dirigiendo buenos planteles en cada época.

Con hinchas fervorosos que cuentan desde Montevideo, Uruguay,

“Tengo la enorme dicha de ser el socio número 10709 (…) es realmente emocionante que, lejos de Copas Libertadores y Copas Sudamericanas, se lleve a cabo cada fin de semana una fiesta de orgullo y amor por los colores del Club (…) No hay suntuosidad ni opulencia, sólo sentirse dueños de una pasión que, quizás, pocos entiendan (…)”.

El “León” esta armando una gran campaña postpandemia para lograr multiplicar su numero de socios, que ronda en alrededor de 1500, siendo uno de ellos el famoso periodista Diego Brancatelli.

En Futsal, el “verde” milita en la tercera división de la Asociación del Fútbol Argentino. Su director técnico, Matías Palazzo, cuenta que los entrenamientos son por Zoom pero que la tranquilidad y la planificación correcta permite manejarse en forma responsable y solidaria.

La Ciudad Deportiva se construye sobre un basural de 10 Hectáreas y se espera rápidamente que los chicos puedan correr persiguiendo sus sueños y la pelota.

Esta en marcha el Proyecto Platea 2020 para construir casi 1.000 butacas preferenciales financiadas con fondos propios y tendrá palcos VIP, además de un futuro emprendimiento para un Instituto Educativo Deportivo.

El “León del Oeste” crece sin parar, soñando algún día aparecer en las pantallas de la televisión en un partido de Primera División.

 

PIZZERÍA CAMINITO

1 Comentario

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here