Recuerdo el caso María Soledad, una provincia lejana, los “hijos del poder”, fiestas, excesos, drogas, alcohol, chicas humildes deslumbradas por los lujos… Recuerdo…

En todos los pueblos existen los poderosos, dueños de cadenas de electrodomésticos, concesionarias, supermercados y vidas ajenas.

Las familias de mucho dinero suelen tener un hijo con vicios, supongamos un tal Pedro.

Pedro es simpático, seductor, estatura mediana, rubio. Quizás rugbier, quizás consume drogas… Como la mayoría, arrancó por el porro y ya consume cocaína a granel.

 

 

Pedro conoce a Ludmila, linda, alta, trabaja en una Empresa muy grande de Córdoba y es compañera de nuestra Fati, Rebelde y Bella.

Pedro y Ludmila son novios, pasan tiempo juntos, salen, bailan, se divierten… Pedro consume, Ludmila empieza a tomar cocaína también.

Una noche, Pedro se pasa de rosca y se descompone, alguien avisa a Fati. No hay que hacer barullo, es el poder, el dinero que tapa apariencias y construye vidas falsas.

Fati llega, la situación es complicada, no tiene a quien llamar, un médico conllevaría un aviso grande a la prensa…

 

 

Fati maneja la situación, evita que Pedro se ahogue en su propio vómito, hace masaje cardíaco, sufre por su amiga…

Pedro recupera  la conciencia, nuestra Morocha Argenta llama al hermano de Pedro… la situación se normaliza.

A los pocos días, unos matones irrumpen en la casa fastuosa del Poder y le dan una fabulosa paliza al hijo descarriado. Las deudas con Narcos se pagan caro.

La familia se asusta, deciden internar a Pedro en una granja, lejos de todo, cerca del Sol.

 

 

Pasan los años, Pedro y Ludmila no se casan, no comen perdices, se pelean con ferocidad. Ludmila sale de esa vida falsa, huye a otro pueblo… a otra historia.

Fati, un día, caminando por la calle, lo cruza a Pedro, está luminoso, brillante, rodeado de chicas y con la nariz… blanca.

Nuestra Rebelde y Bella piensa… ¿para qué sirve salvar a alguien si ya compró todos los infiernos?

 

NATNAY – ARTÍCULOS DE LIMPIEZA

8 Comentarios

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here