Según la RAE, la Meritocracia es un sistema de gobierno en el que los puestos de responsabilidad se adjudican en función de méritos personales.

De acuerdo a una argentinización del término, el éxito de las personas es una función del mérito que hacen, y no de su trasfondo social. La razón por la que hay ricos y pobres, es que algunos se esforzaron más y son más talentosos que otros.

En los últimos años, a la luz del debilitamiento y a la falta de autocrítica de los gobiernos de corte progresista a nivel regional, surgieron los denominados “movimientos antipolítica”; una versión remozada del “que se vayan todos” de 2001, pero sin el mismo consenso popular.

Son representantes de un liberalismo que se contrapone al pregonado por Mariano Moreno, Jean Jaques Rousseau y hasta el mismo Juan Bautista Alberdi, que no concebía la libertad sin justicia social. Es un reduccionismo de la corriente que sólo se limita al liberalismo económico.

Está cargado de consignas impregnadas de odio, rechazo a las mayorías marginadas, a la ampliación de derechos y ventajas para los sectores más vulnerables.

Consideran una desviación la intervención del Estado, como actor regulador, pero en muchos casos, defienden intereses de empresarios que cimentaron su fortuna en base a contratos multimillonarios con… el Estado.

 

 

Rechazan todo tipo de organización partidaria, pero ya tienen su partido, y es de derecha.

Una derecha que basa su doctrina, en la doctrina del derrame, en el individualismo más descarnado, y en la Meritocracia.

Toda ésta conceptualización aburrida sirve de introducción para relatar el caso de Rocío.

Rocío es rubia, tiene el celeste del cielo en sus ojos y el brillo del sol en la sonrisa. No supera los 25 años, es simpática, independiente, un tanto introvertida, pero con un encanto natural. Rocío vive en CABA… pero en la calle.

Tiene 2 hijos en la primaria, pero no viven con ella; están con su madre, en el Conurbano más desolado, el más inviable, el que no figura en los mapas, el que no existe para el Estado.

 

 

Ya no recuerda cuanto hace que no los ve, tal vez en un tiempo, no recuerde sus rostros, sus voces ni sus olores. Y como en muchos de estos casos, las etapas evolutivas tienen otra lógica, y de niñx se pase a ser adultx sin escala, la mamá de Rocío debe tener la edad de la mayoría de las mamás que detentan otra realidad, una soportable. Y la deriva de esta historia, indica que no es descabellado pensar que en un futuro, definitivamente pase a maternar a sus nietos.

Como no podía ser de otra manera, Rocío es madre soltera, y por qué no suponer que fue abusada, maltratada y violada, si es el común denominador que repite incansablemente el modelo patriarcal. Más aún, en un contexto de indigencia.

Rocío sonríe, siempre sonríe. Sonríe cuando recibe alimentos, ropa, medicamentos, artículos de higiene femenina, etc. Pero también sonríe, cuando inexplicablemente, alguien que, en teoría, lo tiene todo, no le lleva nada. También sonríe, y agradece.

Tal vez no lo sepa, pero salvo que un Dios -que también parece estar confinado por la pandemia- oficie un milagro mas grandilocuente que la multiplicación de panes y peces, la realidad de Rocío JAMÁS VA CAMBIAR. Tal vez ni siquiera vaya a mejorar.

 

 

Sin embargo, hace lo imposible para que, en alguna mano, le toque al menos un ancho falso, y no siempre un cuatro de copas. Tiene el deseo ferviente de trabajar, de conseguir un carro para salir a cartonear, pero hasta para obtener un carro se necesita ser privilegiado, tener recursos o contactos, y ella siempre está en la fila equivocada cuando se reparten los beneficios.

Pero no tiene el tiempo ni la disponibilidad de pensar en sueños, porque lucha diariamente una batalla feroz contra el hambre y las necesidades de todo tipo; y contra el olvido, el de los demás y el suyo propio hacia sus hijos, por no olvidarlos y porque no la olviden.

Hay muchísimas palabras que Rocío no conoce, una de ellas es Meritocracia. Y aunque la conociera, jamás la entendería.

 

 

RÚSTICA DESIGN – ABERTURAS HOME & DECO

3 Comentarios

  1. Muy buena nota…. Felicitaciones…. Por ninguna Rocio más…. Que lindo sería…

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here