Una mañana se levantó con el despertador, fue al baño para afeitarse y bañarse. Puso música como siempre en el celu y se escuchaba a Lennon, nada raro era fan de Los Beatles.

Tomó el colectivo para ir al laboratorio donde trabajaba y tuvo que frenarse por que empezó a buscar la escalera para ir al segundo piso…que no existía¿Por qué buscaría un piso mas en el bondi?

Llegó al trabajo y de repente se vio mandando un mail con las fórmulas de los remedios a una casilla medio fantasma que decía algo así como MI5.

Pensó… algo está pasando… Su cara se empezó a transformar, su tez mas clara, anteojos redondos, barba intelectual.

Estaba trabajando, ya distraído, y de repente se levantó como un autómata, fue al comedor del Laboratorio, puso la pava. Su mano esquivó el mate y fue a buscar un saquito de téLo estudió, supo su blend, su calidad, su espesor y textura.

Lo puso feliz en la taza, agregó el agua en su punto justo, una cucharada de azúcar; remojó exactos siete minutos, revolvió, quitó el saquito de té… saboreó extasiado. El reloj del comedor daba las cinco de la tarde.

Salió apurado del trabajo, casi que jadeante llegó a la librería y pidió “Romeo y Julieta” de William Shakespeare. Era romántico pero no para tanto, quizás algún desamor…quizás.

Llegó a su casa y buscó compulsivamente el control remoto, jugaba Liverpool por la Champions League. Fumó y sufrió. Ganó Liverpool 2 a 0 y tuvo la misma sensación que en el Monumental gritando los goles de Enzo.

Por la noche leyó el libro soñado y se imaginó el Teatro maloliente en aquellas barracas sucias del sur de Londres hace mas de 400 años.

Un temblor empezó a surgir del fondo de su conciencia, una frase iluminó su ceguera intelectual… Astrazeneca, claro Oxford…malditos colonizadores.

Su cuerpo empezó a transpirar, agarró trémulo El Gráfico del 86´ el de Barrilete Cósmico. Vio las fotos de los dos goles y apareció de nuevo esa sonrisa tan porteña, mezcla de estupor y «canchero». Te robamos en la cara y además te hicimos el gol más grande de la Historia. Respiró un poco más aliviado.

Faltaba la última prueba…

Buscó y buscó, Netflix, Videos, CD…en algún lado lo tenía.

Finalmente encontró la película, “Iluminados por el fuego
Lloró como siempre, puteó a Galtieri y a Menendez. Lloró por sus hermanos abandonados a su valor y coraje…

Malditos Piratas… por más Vacunas que nos pongan siempre seremos Argentos.

Noche de Poesía por Xoa.Art (03/07/2021)

2 Comentarios

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here