Hubo territorios divinos que, alguna vez, supimos conquistar y creímos que ya era el patio de nuestra casa. Pero el tiempo, que todo lo acomoda, nos volvió a mostrar a ese Olimpo como lo que es: un lugar para pocos elegidos, para privilegiados dotados de talento, determinación, trabajo y, principalmente, inteligencia.

Arriba: Pepe Sánchez, Rubén Wolkowyski, Manu Ginóbili, Carlos Delfino. Abajo: Fabricio Oberto, Walter Herrmann, Luis Scola, Chapu Nocioni. Los primeros 8 argentinos que alcanzaron el Olimpo del Básquet.

 

Este es el caso del deporte de la pelota naranja, la alineación de cuerpos celestes (y blancos) que anteriormente contamos provocó que basquetbolistas argentinos lleguen a la National Basketball Association, la NBA, los Campos Elíseos del básquetbol. Pero no fueron uno o dos, durante la década del 2000 pasaron 8 jugadores argentos que, incluso, lograron mantenerse y hasta establecerse; y el 2010 le permitió a otros 4 pisar el mismo suelo amaderado, pero 3 de ellos viraron al viejo continente  y el restante, tras retirarse, es entrenador allí.

Pato Garino, Nico Laprovíttola, Nico Brussino y Pablo Prigioni, los 4 que pasaron por la NBA en la década del 2010.

 

Este 2020, el decenio, comenzó con el peor desafío para esta generación, pero también hizo que aquel Olimpo vuelva a buscar a nuestros criollos, y principalmente a la juventud. Los Campos Elíseos del Básquet querían que un puñado de argentinos jueguen por sus prados de parquet. Dos hombres de los 90 y dos chicos del nuevo milenio están bajo la órbita de la NBA como fruto de su gran talento, forjado con mucho trabajo, embebido de incisiva inteligencia y acertado oportunismo.

Pablo Prigioni, luego de jugar en New York Knicks, Houston Rockets y Los Ángeles Clippers en la segunda mitad del 2010, forma parte del cuerpo técnico de Minnesota Timberwolves.

 

Facundo es un cordobés de 30 años que, a lo largo de su vida, fue buscando demostrar de lo que es capaz. Fue escalando cada peldaño de manera prudente: viendo el desafío, tomando la chance, reconociendo el terreno, aceptando sus limitaciones, trabajar en consecuencia y dominar el terreno al que llegó, metiéndose en el corazón de los fanáticos, para luego subir un escalón más. Lo hizo en Peñarol de Mar del Plata, lo hizo en UCAM Murcia, lo hizo en el Real Madrid, y ahora tomó el desafío de hacerlo en los Denver Nuggets, un equipo que pelea por el campeonato de la NBA.

Facundo Campazzo, el mejor basquetbolísta argentino del momento que va ganándose su lugar en un equipo competitivo de la NBA.

 

“Tortuga”, el apodo que cariñosamente le pusieron sus amigos a Gabriel, tiene 26 años es de Colonia Dora, un pueblito en lo profundo de Santiago del Estero. En su niñez, jugaba al básquet junto a sus amigos y principalmente con su hermano, en el patio de tierra del fondo de su casa con un aro hecho con un volante de tractor. El club más grande de la provincia lo reclutó para, un par de años después, salir campeón y presentarlo como una gran promesa. Luego se mudó a Boedo, padeciendo el desarraigo del terruño, para ponerse el manto azulgrana y dominar América Latina. Tres años después cruzó el charco y acompaño a Facundo en la Casa Blanca para dominar España y Europa. Ahora, Oklahoma City Thunder usó una obligación financiera de la liga para que el Tortuga de Colonia Dora se sume a sus filas cumpliendo su sueño de chico.

Gabriel Deck, 14vo. argentino en llegar a la NBA. De Colonia Dora para el mundo. Gentileza Getty Images.

 

Leandro tiene 20 y es oriundo de Las Varillas, Córdoba. Su camino con el balón anaranjado lo llevó a tierras sureñas, a la “Capital del Básquet” para debutar en primera para Weber Bahía Basket y, en la misma temporada, despegar hacia Catalunya, donde continuó con su formación en el Barcelona B. Tal fue su evolución que, poco a poco, fue ganándose un lugar en el primer equipo y hasta lo llamen “el Leo del básquet”, en alusión al apodo que comparte con el ídolo que el blaugrana tiene en el balompié actualmente. En una fiesta que la NBA celebra para que los equipos elijan a las grandes promesas del básquet que rondan los 20 años, New York Knicks eligió a Leandro en nombre de Minnesota Timberwolves para que el cordobés saque pasajes de Barcelona a Minneapolis en el futuro cercano.

Leandro Bolmaro, al argentino que fue elegido en la más alta posición en el Draft de la NBA.

 

Esa misma fiesta, pero para las chicas, marcó un antes y un después en nuestro básquetbol. Florencia es del oeste profundo de la provincia de Buenos Aires y tiene 19 años. La pasión por la naranja que le desborda a su papá se pegó en ella y su hermana, es por eso que agarró la nro.7 desde muy chiquita. Toda su niñez la jugó con varones, sólo con las ganas de jugar y competir, pero a medida que fue creciendo se dio cuenta que eso le dio una ventaja. El roce físico y la fiereza que los nenes le contagiaron a la hora de jugar la llevaron a dominar el juego cuando le tocó jugar con sus congéneres, y ahí se dio cuenta que tenía futuro para vivir del básquet. Pasó por varios clubes del AMBA y decidió, con 16 añitos, trabajar su desarrollo en Italia en lugar de aceptar la oferta de alguna Universidad estadounidense, buscando el diferencial que las jugadoras adultas y profesionales podrían darle. Y lo encontró, ya que fichó para un equipo grande de Europa con la posibilidad de entrenar y convivir con mujeres que alcanzaron lo que ella fue a buscar, establecerse en la élite del deporte en la rama femenina. Indiana Fever, de la WNBA, la eligió sobre el final de la fiesta a Flor, y la convirtió en la primera argentina elegida por la liga más importante del mundo para la rama.

Florencia Chagas, la joven promesa del básquet femenino argentino que, poco a poco, se va cumpliendo.

 

El celeste y blanco vuelve a lucirse en el Olimpo del básquet, llenándonos de orgullo como pasó a principio de siglo, pero con un gustito distinto, el del volver a un lugar que nunca antes se había imaginado y al que sabíamos que era muy difícil volver.

 

 

EL TOTE – PIZZAS & EMPANADAS

2 Comentarios

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here