Corría el año 1994 y a Diego le cortaron las piernas en ese maldito mundial yanqui. Todos lloramos, todos puteamos a la enfermera y a la FIFA.

Corría el año 1986, jugábamos contra Inglaterra, los piratas que invadieron Malvinas, Diego arrancó con el pase del Negro Enrique y empezó a soltar palomas.

Para un lado y para el otro, salían de su Galera Encantada, los piratas sufrían, le pegaban. Él saltaba y seguía, toque a la red, barrilete cósmico, Magia pura en envase de Fiorito.

Corría el año 1990, partido chivísimo con los Brazucas, peloteados en el primer tiempo, palos, Goyco mirando. Cero a cero, entretiempo… Bilardo no habla… está furioso, toca la chicharra para salir al segundo tiempo, Bilardo grita “Los de amarillos son ellos no se la pasen”.

El Dios puso en su cara una mueca amarga, se acerco al Cani y le dijo, “una te voy a cortar, pica a todas”.

 

 

El Milagro argento una vez más saco una paloma, aguantó la patada de Alemao y la soltó, como una estrofa, como una canción de amor.

Cani encaró, gambeteo y gritó el gol más histórico después de las zancadas de México.

Corría hace pocos años, partido con River, Gallardo que es un duro, lo abrazó y lloró, le dijo “Gracias Diego”.

Para todos los maradonianos, se murió un Prócer, San Martín… Perón… Evita…

Lloramos y lloro, nos acordamos de todo y me acuerdo de todo.

 

 

GRACIAS DIOS, HOY ESTAS SENTADO AL LADO DEL OTRO DIOS… PERO VOS DIEGO… SEGURO… SOS MÁS PERFECTO…

ESCRITA A LAS 13.50. Con lagrimas, con ternura, con dolor…

 

AUTORADIO RUBEN

2 Comentarios

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here