ANTES DE LLEGAR A LA CIMA

Hay momentos en que ya no quiero
subir los niveles que faltan
para alcanzar la medalla
si la cima me encuentra
querida pero enferma
y mis logros se diluyen
en lagrimales ajenos.

No quiero escucharte
recordar el dicho
“quien abandona no tiene premio”.
Soy porque me abandono,
incluso cuando me adentro
en la oscuridad de mi lenguaje
para llevarlo a lo mejor de sí mismo
y así puedas descifrarme
tal cual soy.

Pero en el intento siempre
me quedo sin palabras
y tengo que salir
en busca de otras,
más fuertes y capaces
de sellar la herida que traigo.

 

La verdad no sé
cuál es la mejor manera
de nombrar al dolor
pero mientras tanto,
busco sinónimos
y escribo.

PUNTO DE PARTIDA

Cuerpo que nace
en agua tibia
pende de un hilo,
toma de ahí
lo poco que puede.

Todavía no sabe
que al salir
lo esperan
cenas de cianuro.
Por eso el ombligo
siempre será
el aprendiz
del desequilibrio.

No habrá mesura posible
cuando la realidad consuma.
Casaca frágil, vestida
con colores pasteles.
Huele a pomada,
algodón y comienzo.
La miran, le dicen
Estás quince kilos arriba.
Arriba de los escombros
de un cuerpo trunco.

 

Si pudiera volver el tiempo atrás
te diría que busques
otras fuentes de alimento.

JUEGOS

Creí que teníamos la misma lengua madre
pero me detengo en cada sílaba
de todo lo que decís.
El juego va a empezar y yo
quiero hacer otras cosas con tus palabras.

Por más que busco no encuentro respuestas en las nubes.
Es inevitable.
Solo la niñez puede encontrar formas en el vacío.

Veo veo, ¿qué ves? Ayer
tu mano y la mía
(Una cosa maravillosa)
¿De qué color?
Del color de un cuento de las buenas noches.

Hoy nada llega de la manera que quiero,
como esos avioncitos de papel
que aterrizan sin fuerza en cualquier parte.

Sentarme como corresponde
y pararme derecha.
Así sí, así no.
Comer poco.
No tan poco.

 

Llegar puntual al desencuentro.
Poner la mesa cuando lo pide
justo después
perder el apetito.
¿Quién te va a querer así?

Adivina adivinador.
Otro juego de los tuyos.
Si muestro mucho el escote,
soy desubicada.
Si muestro poco,
demasiado casta.
¿Qué soy?

Un año más
vos le sonreís a los invitados
yo soplo y pido
entender tus deseos.

 

InSat InteriorDivino en Facebook.
@insat_interiordivino en Instagram.
Tel: +5492216490950

Rita Chirino

2 Comentarios

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here