La Copa América confirmó una sensación que estaba en el aire como el aroma de los panqueques de la abuela, se podía ser Campeón y se pudo finalmente.

El equipo se fue encontrando en el camino recordando al Bilardo del ‘86 que arranco con Cucciufo y Garré… termino con el Vasco y el negro Enrique.

 

 

En Brasil se confirmaron varios hallazgos del cuerpo técnico: un arquero de gran personalidad y seguridad en los centros… un Romero seguro, con buena salida y cabezazo, con gran timing para el anticipo… un Montiel jugador de finales que hasta se animó a discutir con Neymar… un Acuña firme y rendidor haciendo toda la banda.

Otamendi es otro jugador de partidos importantes, un guerrero de las batallas definitorias.

 

 

De Paul confirmó un gran momento futbolístico junto a una personalidad arrolladora que contagia a todos para correr a la par de él.

En el mediocampo es donde surgen algunas dudas… por  momentos Guido Rodríguez, Lo Celso y Paredes están al límite de ser suplentes de otros jugadores de más categoría.

Arriba, Messi es una fija y alrededor aparecen Lautaro, Agüero, Alario quizás… alguna sorpresa juvenil como Julián Álvarez o tal vez un Girotti afirmado como titular en River…

 

 

El cuerpo técnico es silencioso y trabajador, Scaloni es un poco fastidioso en las declaraciones, pero logró generar una armonía entre pibes y grandes que no existió en el Mundial de Rusia.

Ayala, Samuel y Aimar son la representación de jugadores de Selección Nacional, figuras con prestigio ganado y buenas enseñanzas.

 

 

Se le pide a la celeste y blanca que ataque más, un poco mas de osadía y fútbol… quizás el peso de la mochila era muuuuy grande y ahora se logre más calidad y cantidad de minutos en ataque.

Hoy la alegría está de nuestro lado y en general se siente alivio y esperanza… el peso de tantos años sin ganar finales era un lastre duro y seguramente injusto.

 

 

En un año largo se viene el Mundial en un lugar especial, en donde el calor va a jugar su partido en el físico de los jugadores.

El recambio generacional esta logrado… nuestros pibes campeones llevan en su pecho, orgullosos, su primera estrella.

Se puede soñar tranquilos… a veces la Alegría no es solo brasileña…

 

SM SPORT

2 Comentarios

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here