Vamos a un modelo de sociedades divididas, las elecciones de Ecuador o EE.UU. nos marcan las tendencias.

Votos concentrados Trump o Anti-Trump o dispersión de votantes que necesitan una segunda vuelta.

Las soluciones desde el Estado se tornan cada vez más puntuales, más específicas, un pibe de la Zabaleta necesita una PC y, quizás, uno de la Pampa sojera necesita un dron para ver la humedad del suelo.

Un chico de CABA tiene más afinidad con uno de San Pablo, quizás, y uno de una ciudad agrícola se contacta más fácil con un recolector de frutas de Nueva Zelanda.

 

 

Más dificultades para un Estado Argento con pocos recursos y a veces con pocas ideas.

Las viandas escolares en CABA pasaron de pesar 500 gramos a pesar 300 gramos, menos barritas, menos frutas, menos proteínas.

El fomento a las PyMEs debe ser distrital, local, no son lo mismo las pizzerías vacías de la calle Corrientes que las cervecerías llenas de MDQ.

Alguien debe estar pensando un modelo de País desarrollado para 2030 o 2040, números lejanos pero a la vuelta de la esquina.

 

 

Debería haber leyes que obliguen  al Presidente a reunirse una vez al mes con los Gobernadores.

Y  los Gobernadores que se reúnan una vez al mes con los Intendentes.

Y  los Intendentes que se reúnan una vez al mes con cien vecinos distintos.

Usemos la Democracia Participativa a través de plebiscitos cada vez que votemos: clases presenciales, mixtas, trabajo a distancia, una PC por hijo, un dron, un tractor, una pala, un libro, una máquina de coser… miles de preguntas que son difíciles de contestar.

Prohibir tomar créditos del FMI, tribunales veloces para corrupción, jueces que se jubilen a los 65 años, estudios terciarios obligatorios para ejercer cargos públicos son algunas de las miles de preguntas que podemos hacer en un plebiscito.

 

 

El modelo de desarrollo de un País periférico no admite soluciones generales, durante décadas escuchamos economistas de traje que nos decían… “Si emitimos moneda se dispara la inflación…”, 2020 año de máxima emisión monetaria… INFLACION  36%… en 2019 hubo 54% con escasa emisión monetaria.

Nuestros hijos ya sueñan con levantar fresas de Nueva Zelanda, ser guías turísticos en Ámsterdam o dar clases de castellano en Londres.

Tratemos de darles un País serio, responsable, con oportunidades y se van a quedar, seguro se van a quedar.

El desarrollo es la llave, paneles solares, CONICET pleno, tratamiento de efluentes, urbanización ecosustentable, empresas limpias y verdes, uso del viento patagónico, Vaca Muerta… vacunas propias, laboratorios argentos…

 

“El futuro llegó hace rato, todo un palo… ya lo ves”.

 

 

BAKING SWEET

2 Comentarios

  1. Solamente en La Tercera Mirada un editorial es tan claro sin caer en partidismo y sin necesidad de agredir.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here