Hola, me llamo Tomás, pero me dicen Tomy, tengo 11 años, vivo con mamá, papá, mi hermana Mica de 17, y Sofi de 14. Ellas comparten un cuarto y yo tengo el mío propio; donde solo tengo mi cama, una compu y muchos autos y juguetes redondos que giran y giran… me gustan mucho y me tranquilizan cuando me pongo mal.

 

 

Muchas veces, casi todos los días, me pongo mal y nadie sabe por qué… ni yo mismo lo sé. Parece que tengo algo así como no se qué del Espectro Autista. Y por eso grito, aleteo, me balanceo para atrás y adelante, lloro y hasta pego y revoleo cosas; pero no porque sea malo o no quiera a mi familia o a mis compañeros. Es que todo el tiempo tengo miedo y siento que, hasta quienes me aman, me van a lastimar.

 

 

Y no soporto los ruidos fuertes, siento que me van a perforan los oídos. Quiero escapar y no puedo, porque estoy como encerrado en una jaula de donde no puedo salir. Por eso me porto así, y como no lo puedo decir con palabras, grito y pego. Me encantaría abrazarlos, eso me haría muy bien, pero cuando me tocan o me abrazan… tampoco lo puedo soportar. Entonces todos se alejan y me rechazan.

 

 

Solo se acerca mamá para ayudar a cambiarme o a bañar, y casi siempre que lo hace, llora o me reta, aunque no haya hecho nada.

Y discute mucho con papá, se gritan y se echan la culpa de lo que me pasa a mí, y cierran la puerta de su cuarto, creen que no lo escucho o que no los entiendo. Y a pesar de que me tapo los oídos, siento que me sangran y, aunque no lo crean, entiendo cuando se dicen: “es así por culpa tuya”.

 

 

Y cada noche, antes de acostarse, mamá se arrodilla en la cama frente a una cruz y junta las manos; como habla bajito no entiendo qué dice, pero parece que eso le hace bien.

Todos los días me pasa a buscar una camioneta y me lleva a un lugar en donde hay otros chicos que se parecen a mí. Pero ahí solamente me dan de comer y nada más, paso todo el día sentado en un rincón de la sala girando las ruedas de un autito.

 

 

Cómo me gustaría poder gritar fuerte mi nombre, cuando alguien habla de mí y dice: “es autista”… No, soy Tomy y tengo una condición diferente a la de la mayoría, y me encantaría poder jugar a la pelota, ir a un cumpleaños y divertirme como lo hacen los demás y cenar en familia como el resto, pero no puedo… ¡¡¡NO PUEDO!!!

Y me hace mal ver a mamá tan triste, o tan enojada, cuando aleteo, o grito en el súper o en el ascensor, y siempre hay gente que me mira como si fuera un bicho raro. SOLAMENTE ES MI FORMA DE ESTAR EN LA VIDA; y si tanto les molesta, no entiendo porqué me miran y hablan entre sí por lo bajo.

 

 

Desde que me acuerdo, y me acuerdo tanto, me llevan a ver a médicos y a hacerme estudios, me dan remedios, me los cambian; me pinchan, me sacan sangre, me dan una dieta especial, y hablan con papá y mamá como si yo no estuviera y como si no entendiera. Ellos insisten en creer que algún día me voy a curar, y no sé cómo hacer para decirles que no estoy enfermo y por eso no me voy a curar nunca. Solamente quiero que me acepten así como soy, solamente QUIERO QUE ME QUIERAN.

 

TE QUIERO REGALAR – INDUMENTARIA Y ARTÍCULOS VARIOS

2 Comentarios

  1. Hermosa nota…se te estruja el alma…la escribís Pablo con una humanidad impresionante… GRACIAS!!!

  2. Que hermoso y concientizador pedido. SOLO QUIERO QUE ME QUIERAN. Es el pedido de los nadies.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here