Las estructuras familiares son complejas, y más cuándo éstas son muy cerradas.

Eso lo dicen todos los psicólogos, el mío también me había dicho en mi última sesión: “Hacé de cuenta que tu familia es un ladrillo block, bueno… Y vos el clavo, ¿qué pasa si te acercás mucho?… ¡Los rompés! Qué problema ¿no?”

Así que tuve que tomar decisiones fuertes, confesar lo que soy y romper todo, o… Seguir haciendo de cuenta que soy el “hijo” ejemplar que ellos soñaban.

En esa terapia, Luis, mi psicólogo también me había nombrado las palabras claves prohibidas en estas estructuras: sexo y muerte.

¿Cómo explicarles que justamente no tengo el sexo de mi D.N.I., y que también voy a morir? ¡Qué estaba harto de que me llamaran Gerardo, que SOY Agustina!. Qué no soportaba cómo demonizaban a mí comunidad, qué mi vida había sido un infierno desde qué describí quién era.

Tengo 21 años, y la madurez de 60. Quizás ya viví demasiado. Quizás ésta enfermedad es el aviso de todo ésto.

Estoy en la sala 117, las enfermeras son dulces, me dicen: “Hola hija, cómo amanecimos hoy”. Yo río, con un “bien” de costumbre. Esperando un mañana más justo, más comprensivo. Ellas me adoran, se acostumbraron a mí, ojalá no les provoque tanto dolor mi partida.

Luego de varias semanas sin visitas, los padres de Agustina se presentan en el hospital para “verle”.

“Sala 117, buscamos a Gerardo Martínez”, decía firme su madre.

“En esa sala no hay ningún paciente con ese nombre, es sala de mujeres”, le contestaron en recepción.

“Como sea, buscamos a mi hijo, y está en esa sala, vamos a pasar”, increpó el padre a la recepcionista.

“Disculpe Sr., Pero esa sala hace una semana está vacía…”

8 Comentarios

  1. La felicidad tiene mil caras, y mil nombres. El día q entendamos eso, vamos a empezar a llamarla por cada uno de sus nombres. En su caso se llama Agustina! Todo lo demás son cáscaras q deberían ir quedando por el camino.

    • Muy cierto pero todavía hay gente qué son muy homofóbicas. Y no saben lo mal qué hacen. Cada persona tiene él derecho de ser FELIZ CÓMO LO SIENTA , NO IMPORTA DE QUÉ MANERA.

  2. Cada uno tiene qué ser FELIZ DE LA MANERA QUÉ LO SIENTA. NO IMPORTA CÓMO O CON QUIÉN LO IMPORTANTE ES Estar FELIZ.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario por favor!
Please enter your name here